Del Hall trabaja para Fifty West Brewing Company y tomará de su propia producción para sobrevivir, no sabemos si por gusto o por devoción religiosa.
Compártelo en tus Redes Sociales:

Gustos hay para todas y todos, pero este tipo llevó al extremo su amor por la cerveza y decidió realizar como penitencia de cuaresma, – periodo católico en espera de la pascua de resurrección-, un inusual ayuno: no comer y solo tomar cerveza por cuarenta días.

Del Hall, como se llama esta «religiosa» persona, vive en EE.UU. en la ciudad de Ohio, y trabaja la Fifty West Brewing Company, una fábrica de cervezas en Cincinnati, así que tomará de su propia producción para superar este «ayuno», no sabemos si por gusto o por devoción religiosa.

Hall dijo que se había inspirado en unos monjes alemanes, que cerca del 1.600 consumían una cerveza espesa que llamaban “pan líquido” y con la que subsistían durante todo el periodo. Quiere ver si puede hacer lo mismo y superar lo que considera como «una prueba física».

Sus explicaciones de su extraña penitencia y el resumen de su primera semana de ayuno, lo pueden encontrar en el siguiente video: