Este bar, inaugurado a fines de 2017, ha congregado a vecinos de La Reina en torno a la cerveza artesanal.
Compártelo en tus Redes Sociales:

En el corazón de la comuna de La Reina se encuentra La Grifería. Este bar comenzó siendo sólo un sueño para el grupo de amigos compuesto por Renato Calderón, Braulio Villa y Juan Vega, pero terminó convirtiéndose en uno de los bares más visitados en el sector de la Reina. Uno de los socios, Braulio Villa realiza su propia cerveza artesanal, Kafka Beer, e intentan tenerla frecuentemente como la cerveza de la casa.

Conversamos con ellos sobre su intención de hacer un bar especializado en cervezas artesanales,- con 14 tipos de cerveza a elección-, y pizzas gourmet, en medio de un barrio residencial.

¿Cómo empezó el proyecto de La Grifería?

Nosotros somos amigos, desde hace muchos años, con Braulio estudiamos en Arica en la Universidad de Tarapacá. Vivíamos juntos en la misma pensión y nos hicimos muy amigos, recuerdo que siempre estuvo entremedio la cerveza. Después pasaron los años y con el tiempo nos reencontramos acá en Santiago. Siempre que nos juntábamos estaba el tema de instalar un bar, siempre como una especie de sueño. Llegó un momento en que coincidimos en que los dos quedamos sin trabajo y decidimos hacerlo en serio. Así empezamos a averiguar poco a poco el tema del local.

Empezamos a buscar local en San Miguel, ahí queríamos instalarnos en un principio, pero no pudimos dar con un local que estuviese acorde a lo que queríamos. Cuando llegamos a La Reina, vimos el local y nos dimos cuenta de que cumplía con todos los requisitos, pero no estábamos muy seguros con la ubicación. Por eso vinimos un par de veces de noche, vimos que había movimiento de gente. Así que nos decidimos en octubre del 2017. Empezamos a hacer los arreglos acá, la barra, que la construimos nosotros y transformamos casi todo. Finalmente inauguramos el 16 de diciembre del 2017.

¿Cómo han logrado convertirse en un punto de encuentro de distintas agrupaciones cerveceras?

Cuando empezamos, Braulio y su pareja ya estaban dentro del mundo cervecero como productores. Estaban en contacto con algunos, como el caso de Mil demonios, Vericcio y algunas otras marcas. Así que comenzamos a trabajar con ellos y con algunas cervezas extranjeras. Con el tiempo, las cervecerías se enteran de La Grifería y comienzan a ofrecer sus productos. Así, poco a poco comenzamos a conocerlos y se ha dado una buena relación con la gran mayoría yo diría. Ya que nosotros vamos rotando las cervezas, es algo que tiene que estar claro desde un comienzo para hacer negocios. Acá le damos prioridad a la novedad. Entonces cuando la gente viene para acá siempre se encuentra con cervezas distintas.

Por eso es por lo que han venido distintas agrupaciones a realizar sus encuentros, por ejemplo, la Comunidad Mujeres Cerveceras, cerca de 35 chicas que llenaron la terraza. Estamos agradecidos que nos hayan escogido como un buen lugar para realizar sus reuniones.

¿Cómo es el proceso de elegir las cervezas en la pizarra?

Primero, tratamos de mantener un equilibrio, empezamos con 10 salidas de shop. Ahora tenemos 15, lo que privilegiamos es tener un equilibrio entre los estilos, que siempre haya un Golden o una Lager, que haya ámbar, IPAS y también cervezas negras. También puede llegar alguna rareza, o alguna cerveza especial que colocamos como novedad.

Eso también nos lo comunican las mismas cervecerías, que nos comentan las cervezas nuevas o experimentales que van a sacar en dos semanas más o en un mes más. Aparte que cuando vienen los cerveceros, les damos el tiempo para conversar con ellos y se generan buenos lazos. Así ya sabemos más o menos cuando la vamos a pinchar.

¿Cómo definirías la identidad de La Grifería?

Además de ser un bar cervecero, es un bar rockero, donde hay buena onda entre la gente. No puedo decir que somos amigos de todos, pero aquí prima la informalidad. Cuando la gente viene no se encuentra con el típico garzón intachable. Nos mostramos como somos, súper transparentes en todos sentidos, si pasa algo o nos equivocamos en algo, asumimos de inmediato y tratamos de remediarlo.En el fondo, es un bar donde la gente nos conoce, es como el bar de barrio, la mayoría de la gente que viene acá siente esa cercanía.

Ustedes comentan en su página web comenta que tiene más de 50 etiquetas de cerveza en botella ¿Traer una cerveza nueva en botella es una apuesta?

Claro, porque lo que se mueve aquí principalmente es el schop, el barril. Las botellas, también se mueven, pero tiene que ver con un trabajo de fondo que se hace con la promoción. Si voy a tener una cerveza extraña, tengo que mostrarla y promoverla. Hay que preocuparse por ofrecerlas.

¿Cuáles son las cervezas que más solicitan?

Las que más piden acá son las ámbar, pero principalmente cervezas que no están en algún otro lado. Ya se generó esta dinámica como la esencia del local. La gente espera que nosotros tengamos alguna cerveza nueva que no pueden encontrar en ningún otro lugar. Por lo general, siempre tenemos alguna, ya sean cervezas de Temuco o de Valdivia.

Priorizan más la producción local en ese sentido ¿Alguna colaboración que haya sido memorable con alguna cervecería?

Sí, las actividades que hacemos los viernes son con distintas cervecerías, pero hubo una que hicimos junto a Mil demonios y con Vericcio, fue una actividad que salió muy buena, que convocó a mucha gente, yo creo que esa fue una de las ocasiones que rescataría. También hemos tenido buenas actividades con los chicos de Ñawe, Cerros de Chena, con cervecería Scar, todas muy gratas experiencias.

¿Cómo describirías al público de La Grifería?

Generalmente vemos caras conocidas, si el bar está lleno a un 100%, el 90% son rostros conocidos, el porcentaje restante, es gente nueva que viene porque nos vieron en redes sociales, se enteraron de alguna actividad o tenemos alguna cerveza que a ellos les gusta. También nos pasa que viene gente que es del barrio, pero nunca habían venido y les gusta la cerveza o la comida y deciden volver.  

Dirección: Monseñor Edwards 1022, La Reina / Horario: Lunes a jueves, 1 PM a 1 AM. Viernes y sábado, 1 PM a 3 AM. Domingo, 5 PM a 1 AM.